PASOS A SEGUIR PARA REFORMAR SU VIVIENDA

SU IDEA DE VIVIENDA:


El primer paso es tener una idea clara de que es lo que se busca  y el resultado a conseguir.

Los plazos máximos de que se disponen para ejecutar las obras son fundamentales, de ellos dependen costes de alojamiento alternativo, guardamuebles...

La elección de los materiales más adecuados para cada lugar, tipo de uso y usuario son fundamentales para obtener un resultado y durabilidad óptima.

 

Nuestro equipo de profesionales le orientará en cada paso, buscando siempre la mejor elección y relación calidad precio. Le avanzaremos un planning de obra donde se definirán plazos de tiempos reales y las posibles vías o caminos alternativos que permitan conseguir éxito el objetivo.



 

EL PRESUPUESTO:

En segundo lugar se debe confeccionar un presupuesto detallado, donde se especifique mediante los distintos capítulos y partidas cada trabajo a realizar, necesario para llegar al resultado final. Estas partidas deben detallarse con la debida precisión, especificándose calidades y mediciones valoradas.

 

Todos nuestros presupuestos se realizan sin compromiso alguno y en una estrecha colaboración con nuestros clientes. 

Si confía en nosotros seguro que llegamos a un precio óptimo, acorde a sus posibilidades, para que pueda realizar sus sueños.

 


LA OBRA:

Una vez llegado a este punto solo queda conseguir los permisos adecuados para empezar a dar forma  a sus ideas.

Es indispensable una licencia o permiso urbanístico que nos autorice a realizar las obras con todas las garantías legales necesarias. Según el municipio existen distintos tipos de licencias según el grado de modificaciones a realizar, pudiéndose resumir en las siguientes básicamente:

 

  • Obra menor:

Son aquellas en las que no se efectúan variaciones en ninguno de los aspectos que definen las principales características arquitectónicas del edificio, como son el sistema estructural, la composición espacial y su organización general, así como aquellas obras de redistribución interior que no afecten a los conceptos anteriores citados, ni a los elementos de valor tales como fachadas exteriores e interiores, cubiertas, disposición de crujías y forjados, patios, escaleras y jardines.

  • Obra de reforma parcial:

Son obras en las que, conservándose la fachada, la disposición de los forjados en la primera crujía, el tipo de cubierta, así como el resto de los elementos arquitectónicos de valor (patios, escaleras, jardines, etc.) permiten demoliciones que no afecten a elementos o espacios catalogados y su sustitución por nueva edificación, siempre que las condiciones de edificabilidad de la zona lo permitan. Si la composición de la fachada lo exigiese, también se permitirán pequeños retoques en la misma.

  • Obras de reforma general:

Son obras en las que, conservándose la fachada, la disposición de los forjados en la primera crujía, el tipo de cubierta, así como el resto de los elementos arquitectónicos de valor (patios, escaleras, jardines, etc.) permiten demoliciones que no afecten a elementos o espacios catalogados y su sustitución por nueva edificación, siempre que las condiciones de edificabilidad de la zona lo permitan. Si la composición de la fachada lo exigiese, también se permitirán pequeños retoques en la misma.

 

 

Dependiendo de si su reforma se clasifica dentro de uno u otro tipo, los plazos de obtención de licencia varían, así como los costes de esta y la necesidad o no de proyecto técnico.

 

Póngase en nuestras manos y se lo tramitaremos todo para que este punto no suponga un impedimento o molestia alguna.

 



 

 

 

 

 

 

LLÉVANOS CONTIGO

(escanealo con el móvil)

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Antonio Escalona Fontan

Página web creada con 1&1 Mi Web.